PokeReto Semanal - ¡Eres tóxico!

Avisos


Like Tree40Gracias
Respuesta
 
Herramientas Desplegado
  #81  
16/04/2019
Predeterminado Respuesta: PokeReto Semanal - Estamos reformando el Gimnasio
¡Perdóname Wattson, pero ya estas muy viejo!

Nombre

Wayt (Waiat)


Región y Ciudad

Hoeen y Malvalona


Tipo del Gimnasio

Agua


MT y Medalla

Hidro Pulso y Medalla Ola


Cantidad de objetos curativos

3 (Refresco y 2 Superpocion)


Pokémon

1.Barboach: Nivel 26
Movimientos: Pistola Agua-Chapoteo Lodo-Bofetón Lodo-Látigo
Objeto: Ninguno
Habilidad: Nado Rápido
Naturaleza: Fuerte
STATS: ???
--------------------------------
2.Peliper: Nivel 29
Movimientos: Golpe Aéreo-Hidro Pulso-Tornado-Viento Afín
Objeto: Ninguno
Habilidad: Llovizna
Naturaleza: Firme
STATS: ???
--------------------------------
3.Marshtomp: Nivel 27
Movimientos: Placaje-Surf-Agua Lodosa-Gruñido
Objeto: Baya Tamar
Habilidad: Torrente
Naturaleza: Mansa
STATS: ???
--------------------------------
4.Ludicolo: Nivel 30
Movimientos: Alboroto-Adaptación-Danza Lluvia-Megaagotar
Objeto: Baya Zidra
Habilidad: Cura LLuvia
Naturaleza: Grosera
STATS: ???

Creo que esta bien xD

EDIT: Como no se mucho de competitivo, elimine los stats

PD: Me están gustando estos últimos retos.
[B]Los spriters tambien tenemos una zona, y se llama graficas, traten de valorarla como también lo hacemos con sus proyectos.

¡Hola!. Si quieres puedo comentar tu Idea/Proyecto, Reto o Galería/Actualización. Solo pásame el link.
>>Aqui<<


Proyectos que apoyo y recomiendo.







Última edición por Mundere; 16/04/2019 a las 17:26
  #82  
16/04/2019
Predeterminado Respuesta: PokeReto Semanal - Estamos reformando el Gimnasio
Dicho por Edsteam801 Ver mensaje

Pokémon

1.Barboach: Nivel 19
Movimientos: Pistola Agua-Chapoteo Lodo-Bofetón Lodo-Látigo
Objeto: Ninguno
Habilidad: Nado Rápido
Naturaleza: Fuerte
Stats: ATK: 18-DEF: 20-ATK ESP: 19-DEF ESP: 15-VEL: 18-TOTAL: 90
--------------------------------
2.Marshtomp: Nivel 22
Movimientos: Placaje-Surf-Agua Lodosa-Gruñido
Objeto: Ninguno
Habilidad: Torrente
Naturaleza: Mansa
Stats: ATK: 21-DEF: 21-ATK ESP: 21-DEF ESP:20-VEL:22-TOTAL: 104


Creo que esta bien xD

PD: Me están gustando estos últimos retos.
Este gimnasio es muy debil.

Basicamente no aprovechas la variedad de tipos agua que ofrece Hoenn, como puede ser Wingull para que Grovyle no lo destroce. Tampoco haces uso de la MT Hidropulso en tu gimnasio, usas antes Surf que Hidropulso, lo cual estaría mucho mejor.

Dale una segunda vuelta, ya que esto parece más un primer gimnasio que un tercero.
  #83  
16/04/2019
Predeterminado Respuesta: PokeReto Semanal - Estamos reformando el Gimnasio
Nombre: Lord Nerdelson
Región y Ciudad:Ciudad Rocavelo, Sinnoh
Tipo de Gimnasio: Siniestro
MT y Medalla: MT66 Vendetta (4ªGen.)/ Medalla Oráculo
Cantidad de Objetos curativos: 2 Superpociones/ 1 Hiperpoción
Pokémon:
Houndour Nv.29 (Rueda Fuego, Mordisco, Mofa, Látigo) (Hab: Absorbe Fuego)
Murkrow Nv.30 (Garra Rápida) (Pico Taladro, Embargo, Vendetta, Malicioso) (Hab: Afortunado)
Umbreon Nv.33 (Baya Zidra) (Vendetta, Excavar, Embargo, Triturar) (Hab: Foco Interno)
  #84  
16/04/2019
Predeterminado Respuesta: PokeReto Semanal - Estamos reformando el Gimnasio
Dicho por darkeon75 Ver mensaje
Nombre: Lord Nerdelson
Región y Ciudad:Ciudad Rocavelo, Sinnoh
Tipo de Gimnasio: Siniestro
MT y Medalla: MT66 Vendetta (4ªGen.)/ Medalla Oráculo
Cantidad de Objetos curativos: 2 Superpociones/ 1 Hiperpoción
Pokémon:
Houndour Nv.29 (Rueda Fuego, Mordisco, Mofa, Látigo) (Hab: Absorbe Fuego)
Murkrow Nv.30 (Garra Rápida) (Pico Taladro, Embargo, Vendetta, Malicioso) (Hab: Afortunado)
Umbreon Nv.33 (Baya Zidra) (Vendetta, Excavar, Embargo, Triturar) (Hab: Foco Interno)
El tercer tipo Siniestro que recibo, pero... esta bastante bien. Ese Murkrow va a pillar a los que vayan con Medicham o Machoke por sorpresa, aprovechas la MT que das y en general ninguno es muy horrible de vencer viendo que puedes acceder a tipos Hadas antes del gimnasio o incluso respuestas individuales para cada uno.

Muy bien.
  #85  
16/04/2019
Predeterminado Respuesta: PokeReto Semanal - Estamos reformando el Gimnasio
Nombre: Sonya
Región y Ciudad: Ciudad Porcelana , Teselia
Tipo de Gimnasio: Siniestro (para darle chicha con tanto siniestro)
MT y Medalla: MT Mofa/ Medalla tàctica
Cantidad de Objetos curativos: 4 (2 cura total, 1 refresco y 1 agua fresca)
Pokémon: 3
1) Mightyenna lvl 21 (intimidación) objeto: botón escape
Moveset: Golpe Bajo, Colmillo fuego, Colmillo hielo, Colmillo rayo.
Ivs 20 menos sp atk alli 0
Evs 252speed 128atq 128def
2) Umbreon lvl 20 (sincronía) objeto: restos
Moveset: deseo, tóxico, persecución, protección.
Ivs 20 en defensas y 31 en hp, 0 en speed y atq esp, 15 en atq
Evs 252 hp 252 spdef
3) Sableye lvl 22 (as) (bromista) objeto: Casco dentado.
Moveset: Mofa, Fuego fatuo, Recuperación, tormento.
Ivs: todo 31 menos ataque y ataque esp.

La estrategia de Sonya es desesperar al enemigo, mightyenna entra a intimidar y se va al primer contacto, para relevar con otra intimidacion mas adelante. Umbreon desespera al rival con su stall, pero el verdadero dolor de cabeza es Sableye, usando fuego fatuo para mermar el contacto directo, mofa para obligar a golpear y causar daño con el casco dentado, tormento causa que te quedes sin movimientos que usar, obligando al jugador a usar combate, donde el oponente se debilitará por el recoil de combate mas el casco dentado, recuperacion sirve en caso de tener ps bajos.

Los niveles del lider sustituido (camus) eran 22-22-24, pero por lo odiosa que la hice, la nerfeé

Adjunto dibujito rápido de su concepto uwu
La noche que acaricia con ternura al día
Equipo de Pkmn Fates



Última edición por KidFates; 16/04/2019 a las 20:24
  #86  
17/04/2019
Predeterminado Respuesta: PokeReto Semanal - Estamos reformando el Gimnasio
Nombre: Inkell
Región y Ciudad: Ciudad Porcelana , Teselia
Tipo de Gimnasio: Lucha
MT y Medalla: MT Corpulencia/ Medalla Puño
Cantidad de Objetos curativos: 2 (2 Superpocion)
Pokémon: 3
1) Breelom lvl 21 (Experto) objeto: Restos
Moveset: UltraPuño , Espora , Sustituto , Puño Certero
Ivs 20 menos sp atk allí 0
Evs 252speed 128atq 128def
2) Hitmonchan lvl 20 (Puño Ferreo) objeto: Cinta Lucha
Moveset: Puño Trueno , Puño Fuego , Puño Hielo , Corpulencia
Ivs 20 en defensas y 31 en hp, 0 en speed y atq esp, 15 en atq
Evs 252 def 252 spdef
3) Hitmonlee lvl 22 (as) (Audaz) objeto: Casco dentado.
Moveset: Patada Salto Alto, Patada Baja, MegaPatada, Doble Filo
Evs 252 def 252 Ataque
  #87  
18/04/2019
Predeterminado Respuesta: PokeReto Semanal - Estamos reformando el Gimnasio
Dicho por Langel15 Ver mensaje
Nombre: Inkell
Región y Ciudad: Ciudad Porcelana , Teselia
Tipo de Gimnasio: Lucha
MT y Medalla: MT Corpulencia/ Medalla Puño
Cantidad de Objetos curativos: 2 (2 Superpocion)
Pokémon: 3
1) Breelom lvl 21 (Experto) objeto: Restos
Moveset: UltraPuño , Espora , Sustituto , Puño Certero
Ivs 20 menos sp atk allí 0
Evs 252speed 128atq 128def
2) Hitmonchan lvl 20 (Puño Ferreo) objeto: Cinta Lucha
Moveset: Puño Trueno , Puño Fuego , Puño Hielo , Corpulencia
Ivs 20 en defensas y 31 en hp, 0 en speed y atq esp, 15 en atq
Evs 252 def 252 spdef
3) Hitmonlee lvl 22 (as) (Audaz) objeto: Casco dentado.
Moveset: Patada Salto Alto, Patada Baja, MegaPatada, Doble Filo
Evs 252 def 252 Ataque
Yo quiero saber que te hace pensar que esto es un combate apto para este nivel. Vale, igual el Breloom te lo cargas con Tranquil o Swoobat, pero los otros dos?

Hitmonle es rapidisimo y Doble Filo y Patada Salto van a matar cualquier cosa, mientras que Hitmonchan golpea absolutamente todo de forma neutral con ataques que tienen un 1.5 de potencia.

Y es lo suficientemente bulky como para que si se enfrenta a algo que no lo mate, pueda usar Corpulencia y entonces si te deje sin Pokémon.

Y el unico pokemon de fuego mas rapido que Breloom para este punto seria Simisear, asi que Espora es basicamente un pongo a todos a dormir.
  #88  
22/04/2019
Predeterminado Respuesta: PokeReto Semanal - Estamos reformando el Gimnasio
Líder de Gimnasio salvaje apareció

Esta semana volvemos al tema de narrativa, pero sin abandonar a nuestros queridos Líderes de Gimnasio aun. Esta semana toca redactar el momento en que conocemos a un Líder de Gimnasio y hasta que lo derrotamos.

En esta ocasión se permite entregar tanto una narración, como un guión de como se verían las cosas en el juego.

Normas:

- Se puede usar tanto una región como un Líder ya existente o inventároslo.
- En caso de existir, cambiar la forma en la que se presenta para hacer algo nuevo.
- No hay Líder de tipo Siniestro, seamos fieles al espíritu Game Freak.
- Ninguno de los Líderes puede ser malvado, di no a la corrupción.

Requisitos:

-El relato debe tener un mínimo de 2 paginas.
-El guión debe tener el gameplay completo del gimnasio, puzle incluido.

Consejos:

Se recomienda el repasar la historia de Blanco y Negro y Blanco 2 y Negro 2 ya que en ese juego hacían un buen uso de los Líderes sin que afectara negativamente al gameplay. (En plan que la mayoría no estaban únicamente en el gimnasio siendo carteles con batallas)
¡A crear!
Gracias: Tyren Sealess
  #89  
26/04/2019
Predeterminado Respuesta: PokeReto Semanal - Un Líder de Gimnasio salvaje apareció
Primer (?)

Flojea bastante creo, era difícil conectarlo.

El relato es una kk

Encontré a mi amigo Espeon inmóvil, en el suelo. Iba a jugar cada día con él, no sé cómo me hice amigo suyo ni cómo le conocí, tal vez sea por su tipo psíquico. Lo que sí que sabía con certeza, es que estaba solo, y era bastante amigable. Jamás me dejó pasar detrás de la cueva que vivía, ocultaba algo y la curiosidad aumentaba cada vez que se mostraba protector con lo que fuera que había ahí dentro.
Cuando vi a Espeon inerte, sin ninguna fuerza entré en pánico. No tenía ningún pokémon y había riesgo de que algún pokémon salvaje me atacase, pero tenía que saber que estaba pasando, no iba a dejar a Espeon moribundo en el suelo. Cuando me acerqué, estaba con los ojos abiertos y dañado, cogí a Espeon y fui corriendo a un Centro Pokémon, notaba como Espeon me miraba fijamente a los ojos durante todo el camino, era obvio que quería decirme algo.
Cuando llegué al Centro más cercano, era demasiado tarde, Espeon no sobrevivió. Tuve un presentimiento de ir detrás de la cueva que Espeon ocultaba, para descubrir que pasaba.
Una vez allí me di cuenta que era una cueva diminuta, parecía más grande desde afuera. Dentro había un huevo del que cuidaba Espeon, quería que lo cogiese. Oí pasos, así que me escondí detrás de una roca a ver que estaban hablando. Eran dos hombres, cuyas voces me sonaban familiares. Al asomarme, me di cuenta de que eran dos líderes de gimnasio, Pegaso y Morti.
- No hay rastro del Espeon, lo habrán recogido. –
- Era una pista falsa, el Team Rocket no se encuentra aquí. Me siento mal por el pobre que protegía su territorio, pero era necesario. Después de dar vueltas y vueltas no hemos encontrado nada sobre ellos, este sitio está limpio. –
- Con suerte le habrán encontrado y curado, quiero imaginar que está vivo. –
- Ha sido una víctima, pero era necesario para conseguir la paz. Somos líderes de gimnasio, es nuestro deber abolir la maldad. –
- Supongo. –
- De todas formas tendremos que hablar con Yasmina, ella tiene el contacto que nos ha dado la información. –
Querían eliminar la criminalidad, que no hubiera guerras ni actos vandálicos, vivir en paz, todo lo que es políticamente correcto, curiosamente usando métodos criminales para ello, algo que carece de sentido. Los héroes habían matado a un Pokémon que no tenía nada que ver con el tema que les acontecía, aunque ellos busquen el bien, han hecho daño. No les diferencia de nada con los villanos.
Después de esa charla se marcharon y pude por fin salir de aquel cutre escondite, con un huevo al que cuidar sin tener la más remota idea de entrenar.
Unas semanas después, cuando ese huevo eclosionó, salió un Eevee que aunque fuera un bebé era demasiado pequeño y tenía un rostro serio. Me dio la sensación de que el pequeño Pokémon era como Espeon, y que tenía una impresión de lo que le había pasado, Espeon era mucho más inteligente de lo que pensaba.
Pasó el tiempo y Eevee, que lo llamé Askra se transformó en un Pokémon sin expresividad. Era bastante frío y distante con todos menos conmigo. Le enseñé un libro de mi niñez que muestra todas sus evoluciones, y él eligió a Glaceon, curiosamente mi opción preferida.
Sin tener ninguna experiencia de combate, Askra demostraba tener unas increíbles habilidades para el combate. No perdía ningún combate incluso con Pokémon en fases evolucionadas.
A mí no me interesaba en ese momento los combates ni nadie que no fuera Askra, pero la necesidad de mi todavía Eevee por luchar era incesante, y yo no requería las cualidades que él necesitaba. Aun así él seguía conmigo, sentía como le decepcionaba. Ese sentimiento se agrandaba cada día, acompañado de impotencia y remordimiento. Necesitaba una convicción para pelear e iba a buscarla, no la encontraría parado. Fui al norte para entrenar y evolucionar a Askra, atrapando en el camino a un amigable Lapras que me serviría como transporte acuático.
Mientras que estaba en las montañas, oí una historia antigua que hablaba de la existencia de un trio de aves cuyo plumaje trae increíbles beneficios para una persona, aclarando su vida.
No tenía nada que perder, así que ideé un plan y me dirigí rumbo a Johto, la solución a mi plan se llamaba Yasmina.
Así llegamos a la actualidad.

- Por fin hemos llegado a Ciudad Olivo. Es sabido que Yasmina vive en un restaurante cerca de su Gimnasio, y resulta que es la hora de la comida, tendremos que esperarla.—
- Disculpa, ¿con quién hablas? –
- Con mi Glaceon, ¿nunca has hablado con alguno de tus Pokemon? –
- Sí, pero no suelo hacerlo en público delante de toda una ciudad. Pareces perdido, no eres de aquí, ¿verdad? ¿Te podría ayudar en algo? –
- Busco a Yasmina, supongo que estará en el famoso restaurante de esta ciudad, ¿no? No quiero molestarla, solo quiero esperar a que termina y retarla. –
- Yasmina no se encuentra en la ciudad ahora. Si me haces un pequeño favor podría llevarte hasta ella a la hora de su regreso, ¿qué me dices?—
- No me queda otra. ¿Cuál es mi misión?—
- Sígueme—
Siguiendo su pista, llegué hasta una playa rodeada por unos tipos que tenían la misma vestimenta, ¿serían de alguna secta?
- ¡Eh, vosotros! ¡Venid aquí! Steelix, encárgate de ellos.—
- ¿Y yo que pinto aquí si ya puedes tu solita?—
- Tu vigila e investiga que hacen esta panda aquí, si se lo pedía a alguien de la ciudad me hubieran rechazado.—
- Qué cruel, me has utilizado.—
- Avanzamos, la primera línea de enemigos derrotada.—
- Están intentando robar a los que pasan por aquí, pero parecen tontos, no creo que sea lo más correcto en la puerta del Frente Batalla.—
- Segunda línea, están retrocediendo.—
- Por la derecha vienen más, pero parece ser para ayudarlos a escapar. Vamos Askra, haz un muro de hielo.—
- Todos eliminados.—
- Los de la derecha huyeron, ¿a qué viene esto?
- Intentaban robar dentro del Frente para autoabastecerse y potenciarse económicamente, pero dado su nivel no eran ningún problema. Al final no he necesitado tu ayuda.—
- Bueno, yo he cumplido. Ahora, el gimnasio.—
- Yo soy Yasmina, y el gimnasio está cerrado. Hay que reconstruir todo lo que he dañado derrotando a esos reclutas.—
- Estaba claro. Déjame combatir contigo, es de vital urgencia.—
- Explícate. –
- Hagamos una apuesta, si me dejas desafiarte y te gano, me dejas pasar al faro incluso arriba, donde está vetado. Si pierdo, correré con todos los gastos de este estropicio. Solo hay una condición que impongo, y es que me dejes solo combatir con mi Glaceon.—
- Lo único que gano yo es que no me tengo que encargar de los gastos, no puedo aceptar esa apuesta, no sé con qué fines quieres acceder al faro. Sería demasiado irresponsable—
- Mis intenciones no son malas para nadie, nadie corre peligro. Solo quiero alumbrar el camino por el que debo ir hacia las Islas Remolino, tengo que investigar algo—
- ¿Cómo puedes asegurarlo?—
- Con esta licencia que me he traído que me da permiso para investigar la zona.—
- ¿Piensas derrotarme con un solo Pokémon? Ni si quiera tienes ventaja de tipo.—
- No lo sé, ya lo veremos. Solo peleo con Askra.—
- No creo que llegues muy lejos en mi gimnasio. Adelante, acepto tu desafío.—

Una vez en el gimnasio, la batalla comenzó. Ella usó a Magnemite, que no duró 2 ataques de Glaceon potenciados con Granizo. El siguiente era Magneton, que consiguió engancharme un Foco Resplandor seguido de Bomba sónica. Askra a la hora de atacar logró conectar dos Rayo Hielo, que Magneton respondió con Rayo. Esquivándolo, Magneton cayó ante otro Rayo Hielo.
Hasta ahora, la batalla no era para nada difícil, pero recordé a su Steelix que derrotó con suma facilidad a 30 miembros de un equipo malvado sin megaevolucionar.
Cuando sacó a Steelix, vio un pequeño peligro de perder la batalla. No tardó ni 1 segundo en megaevolucionarlo. Literalmente después de tres ventiscas seguidas parecía que no le había tocado. Cuando le tocó atacar, mandó a volar a Askra de un Cola Férrea. Mi ventaja jugando con Granizo acabaría cuando usó Tormenta Arena, que rápidamente usó Chirrido y Cola Férrea para desastibilizar a Askra. Aun que Askra esquivó algunas Colas Férreas, Chirrido era demasiado y acabó recibiendo mucho daño. Por fin pude hacer algo usando Manto Espejo a su Foco Resplandor, pero Steelix seguía igual. Rayo Hielo y Ventisca de nuevo no eran suficientes y mi única posibilidad de ganar era asestar un golpe fulminante a Steelix. Cuando se acercó de nuevo con Cola Férrea, ordené a Askra congelar el suelo para que Steelix perdiera el punto de apoyo, cosa que no logré al destrozar el hielo con Cola Férrea. Su único ataqué potente era esa maldita Cola Férrea, por lo que Rayo Hielo congeló la cola de Steelix y este cayó. Era mi oportunidad, usé Ventisca y ahora sí que Steelix parecía que había recibido daño. Se acercaba el final del combate y la Tormenta de Arena quitaba fuerzas a Askra, momento que aprovechó Steelix para lanzar la última Cola Férrea. Glaceon se impulsó hacia Steelix con Rayo Hielo y antes de recibir el golpe letal pudo usar Ventisca debilitando a Mega Steelix. La victoria era mía.
- … , …--
- Entonces, ¿dónde estaba el faro?—
- Te odio.—
- Le pasa a todo el mundo.—
Una vez en el faro nos pasamos una hora subiendo escaleras, era un infierno, y más cargando a mis espaldas un Pokémon que pesa 26 kilos.
- Hemos llegado. Trata bien a Amphy por favor, se asusta con facilidad. No quiero que haya sustos, te esperaré fuera.—
- Muchas gracias.—
- Antes de irme, ¿por qué dices que era vital?—
- Sin ti no podría llevar acabo la investigación, para Askra y para mí es muy importante, eras el punto clave. Imagina que no pudiera iluminar el camino, ¿cómo llegaría? No podría ni entrar al faro. Es más, sé que no dejas entrar a nadie.—
- Eso era todo—
Y por fin se fue, después de ese interrogatorio innecesario podía estar a solas con Ampharos.
- Eras Amphy, ¿no? Yasmina ha dicho que te podía pedir alumbrar un camino, ¿te importaría si guardas mucha energía para mí?—
No hizo nada.
- Vamos Askra, haz algo con él. Sois Pokémon, digo yo que os entenderéis.—
Ampharos era reacio a recibir órdenes de alguien que no fuera Yasmina, pero ella mencionó que necesitaba confianza con los demás. Sabía como conseguirlo.
- Espeon ya lo habría conseguido—
Askra de repente se mostró amigable y pudo convencer a Ampharos de que éramos de confianza. Parece que conocía a Espeon sin llegar a verlo…
Una vez tenía la energía que necesitaba, busqué a Yasmina.
- Ya lo tengo. Voy arriba a implementarlo.—
- Te acompaño.—
Era curioso como Yasmina nunca sospechó de un plan tan tonto como investigar las Islas Espumas, dónde no hay nada.
- ¿Adónde vas? Por ahí no puedes iluminar, es por aquí. Si das ahí…--
- Potencio los motores y creo una ráfaga de viento brutal hacia el océano. Lo traía estudiado de casa.—
- ¿QUÉ HACES? VAS A DESTRUIRLO TODO—
- Tarde.—
- ¿ESTE ERA TU OBJETIVO?—
- Sí.—
- ¿PERO QUÉ PRETENDES APARTE DE GASTAR RECURSOS Y PROVOCAR UN DESASTRE QUE AFECTA A LA CIUDAD Y AL OCÉANO? ¿SABES COMO HA PODIDO QUEDAR LA CIUDAD TRAS ESE VENDAVAL? –
- Lugia.—
- ¿Lugia? ¿Crees en esa tontería de leyenda que dice que habita las Islas Remolino?—
- No exactamente, vive en el océano y eso debería de llamar su atención—
Exactamente, segundos después de haber provocado un vendaval en el océano se escuchó un terrible grito que hizo temblar el faro.
- ¿HAS HECHO SALIR A UN POKEMON LEGENDARIO? ¡NOS VA A MATAR A TODOS!—
- Tranquila, por esta chorrada no se va a molestar en salir. Lo que realmente quiero es lo que va a pasar en unos minutos.—
- ¿A qué te refieres?—
- Al trío de pájaros que va a venir.—

  #90  
28/04/2019
Predeterminado Respuesta: PokeReto Semanal - Un Líder de Gimnasio salvaje apareció
Bueno, hace miles de años que no escribo ningún relato como tal, así que repito que espero que no te saques los ojos con una cuchara (?

Amanece una nueva leyenda

Día 5

Nuestra joven heroína se abre paso a través de la Ruta 3, y como siempre, su fiel Bulbasaur se mantiene a su lado. Ambos están en busca de aquella persona y no pararán hasta encontrarla.

No pasa mucho hasta que logran divisar una silueta en la distancia. Parece la silueta de un adulto seguido por la de otras dos personas. A medida que la distancia se acorta, la joven concentra su mirada en la imagen más cercana: cabello castaño puntiagudo, estatura considerable, piel ligeramente oscura, pantalones largos. Sin lugar a dudas concordaba con la descripción que ella tenía. Acelerando el paso, tanto ella como Bulbasaur se aproximaron a aquella persona.

-¿Usted es el famoso Líder de Gimnasio de Ciudad Plateada, el señor Brock?- preguntó la joven con ilusión.

-Vaya, no sabía que era famoso- respondió el hombre un poco ruborizado.

-Entonces, ¿si es usted?- preguntó la joven con un brillo en sus ojos.

-En efecto, ¿para qué me necesitas?- preguntó Brock con amabilidad.

-Esto… quería desafiar el Gimnasio de Ciudad Plateada, señor- dijo la joven.

-Imaginé que ese sería el motivo- dijo Brock sonriente, –pero primero debo encargarme de un asunto aquí- añadió volteando la mirada a las otras dos personas que se encontraban delante suyo.

En ese momento la joven reparó en aquellas dos personas. Se trataba de un hombre de cabello negro y corto, y una mujer de cabello rojo intenso, también corto. Ambos estaban vestidos con la misma ropa oscura con una R roja en medio.

-¿Quiénes son?- preguntó la joven algo confundida por sus atuendos.

-Somos, ni más ni menos, que miembros del Equipo Rocket- dijo el hombre de vestimenta oscura con mucho orgullo.

-… Y los he frenado aquí porque se han robado ese fósil del Museo de Ciudad Plateada- añadió Brock con su mirada centrada en el fósil que sostenía en sus manos la mujer de vestimenta oscura.

-Así es, y no pensamos devolverlo- explicó el Soldado del Equipo Rocket, -nuestro Jefe nos premiará por entregárselo-

-Pues lamento decirles que no se irán de aquí con eso en sus manos- agregó Brock con seriedad.

-Lo dices como si pudieras impedirlo… Zubat, ¡ve!- dijo el Soldado impaciente llamando a su Zubat.

-Geodude, ¡ve!- dijo Brock en respuesta al duelo que le proponía el Soldado.

La joven observó a ambos entrenadores y como había cambiado la seriedad de la situación, por lo que se dispuso a ayudar a Brock.

-Yo también combatiré- dijo la joven con seriedad.

-No te preocupes- dijo Brock extendiendo su brazo con la palma de su mano abierta en frente de ella, -solo observa- añadió con una sonrisa desafiante.

La joven sin saber realmente que hacer, prefirió seguir las instrucciones de Brock en no intervenir en el combate. La Soldado del Equipo Rocket permanecía sosteniendo con ambas manos el fósil robado, por lo que optó por observar a su compañero en vez de ayudarlo y combatir a su lado.

-Zubat, usa Impresionar- Ordenó el Soldado a su Zubat.

-Geodude, ya sabes que hacer- dijo Brock a su Geodude.

Geodude se preparó con sus brazos extendidos y asintió. Zubat atacó a Geodude con un fuerte grito, pero este se mantuvo quieto con sus brazos abiertos recibiendo el impacto.

-¡Ahora, Geodude!- dijo Brock.

Geodude había atrapado una de las alas de Zubat, a lo que este no tenía muchas opciones de escape. Geodude soltó al Zubat y retrocedió unos centímetros mientras este intentaba nivelarse en el aire. Sin necesidad de una instrucción más por parte de Brock, Geodude atacó al Zubat con un fuerte Placaje.

Al ver esto, el Soldado del Equipo Rocket entendió que no tenían chances de vencer a Brock, era demasiado bueno para ellos.

-Aprovechemos para escapar- dijo el Soldado a su compañera que asintió inmediatamente. Tras esto, ambos echaron a correr dejando al Zubat a su suerte.

-Dejar a un pokémon a su suerte en medio de un combate, ¿qué otra cosa podía esperar de ustedes?- dijo Brock decepcionado.

-Pero señor, ¡se van a escapar!- dijo la joven alarmada por la repentina huida de ambos Soldados.

-Por supuesto que no- dijo Brock sonriendo y con suma calma y tranquilidad.

La joven no comprendía a que venía la tranquilidad de Brock, pero pronto lo haría. Más adelante, un camino de rocas bloqueaba la única vía de escape de los Soldados del Equipo Rocket.

-¿Qué rayos? ¡Estas rocas no estaban aquí antes!- dijo alarmada la Soldado del Equipo Rocket.

-Hora de entrar en escena, amigo- dijo Brock.

En eso, la tierra empezó a temblar y el camino de piedras comenzó a moverse. La joven y su Bulbasaur observaban atónitos como una inmensa serpiente de rocas se levantaba del suelo. Se trataba de Onix, un imponente pokémon de tipo roca al que ambos Soldados observaban con temor.

-¡Haz algo!- le gritó la Soldado a su compañero.

-¿Yo? ¡¿Qué quieres que haga frente a eso?!- respondió su compañero señalando a la inmensa serpiente de rocas.

-¡Lo que sea! Yo llevo el fósil, ¡no puedo hacer todo!- le recriminó su compañera.

-Ya sabes que hacer, Onix- dijo Brock sumamente calmado. El gran pokémon asintió y rodeó a ambos fugitivos con su cola, atrapándolos con una simple Atadura.

-Buen trabajo- dijo Brock, -ahora llevémoslos ante los oficiales de Ciudad Plateada-.

Brock y sus pokémon dieron media vuelta y emprendieron el camino de regreso a Ciudad Plateada, mientras que los Soldados continuaban con sus quejas y llantos. La joven y el Bulbasaur aún sorprendidos habían quedado de pie maravillados por las habilidades de Brock y sus pokémon. Un poco después, volviendo con su mente a la realidad, la joven se despabiló y echó a correr detrás de Brock.

-¡Espere!- gritó la joven mientras echaba a correr. Dicho grito, volvió a Bulbasaur también a la realidad, y este echó a correr detrás de su distraída entrenadora.

Una vez en Ciudad Plateada, nuestra joven heroína por fin alcanzó a Brock que se encontraba hablando de la situación con la Oficial Jenny.

-Muchas gracias por su ayuda- dijo la Oficial Jenny con una sonrisa hacia Brock.

-Esto… no fue nada- respondió Brock sumamente ruborizado y rascando avergonzadamente su mejilla.

-Un poco más y se habrían salido con la suya- dijo la Oficial un poco preocupada.

-Oiga… ¿cree que podríamos salir a tomar algo juntos?- dijo Brock en voz baja.

-¡Oficial, la necesitamos para llevar a estos malhechores a la estación!- gritó uno de los oficiales que esperaba en la patrulla a la Oficial Jenny.

-¡Voy!- respondió la Oficial Jenny ignorando completamente a Brock, -de nuevo, muchas gracias por su ayuda- agregó observando a Brock con una sonrisa y dirigiéndose a la patrulla.

A la vez que esto tenía lugar, nuestra joven heroína y su Bulbasaur descansaban agitados a unos centímetros de Brock. La joven se recompuso para hablarle a Brock una vez más, notando extrañada que este permanecía de pie con una expresión sumamente deprimida en su rostro y un aura oscura a su alrededor.

-Emm… respecto al Gimnasio…- dijo la joven intentando llamar la atención de Brock.

-¿Eh?... Oh, es cierto- dijo Brock volviendo a la realidad, -Tenemos un duelo pendiente- añadió con una sonrisa.

-¡Así es!- dijo la joven sumamente entusiasmada.

-Ven a verme mañana al Gimnasio- dijo Brock, -hoy ha sido un largo día, así que aprovecha para descansar y pensar en una estrategia para vencerme, porque no será fácil- añadió desafiante.

-¡Así lo haré!- respondió la joven.

Tras esto, Brock se despidió sonriente, mientras que nuestra joven heroína y su Bulbasaur esperaban impacientes a que llegara el día de mañana. ¿Serían capaces de vencer a Brock? Lo que estaba claro es que sería un gran combate.

Día 6

Las puertas del Gimnasio de Ciudad Plateada se abren y nuestra joven heroína ingresa desafiante con su fiel Bulbasaur a su lado. Brock, que se encontraba sentado desayunando junto a un pequeño Omanyte, observó a la muchacha y se puso de pie.

-¡He venido a retarlo, señor Brock!- gritó la joven apuntando con su dedo al Líder de Gimnasio.

-Te estaba esperando- dijo Brock. –Déjame explicarte en que consta este Gimnasio. En frente tuyo tienes cuatro habitaciones conectadas entre sí. Para llegar a mí, tendrás que resolver el acertijo de apertura de puertas, y una vez que lo hagas y logres salir, combatiremos-.

-¡Vamos allá, Bulbasaur!- dijo la joven mirando a su Bulbasaur, que le respondió con un gruñido de apoyo.

Así que sin dudarlo, la joven ingresó velozmente a la primera habitación. Las paredes eran de piedra y la habitación estaba prácticamente vacía, a excepción de un pequeño interruptor en el piso del lado oeste. En frente había dos espacios, el del lado este estaba libre, y el del lado oeste bloqueado por una puerta automática.

La joven decidió ir por el espacio libre ingresando en una nueva habitación más pequeña, que bloqueaba el acceso a la siguiente habitación con una puerta común de madera cerrada con llave. Luego de forcejear un poco probando suerte, notó que esa no era la opción correcta, por lo que volvió a la primera habitación y presionó el interruptor del piso. Tras esto, un mecanismo se activó y la puerta automática se movió, dejando libre el ingreso a la habitación siguiente por el lado oeste. Esta nueva habitación también era pequeña y similar a la otra habitación con la puerta de madera, y de hecho, esta también tenía en frente una puerta, pero automática, al igual que otro interruptor más en el piso. La joven se dispuso a presionar este nuevo interruptor, pero antes de hacerlo, un joven campista saltó desde el rincón sureste desafiando a la joven.

-Si quieres seguir adelante, tendrás que vencerme- dijo el campista retando a la joven a un combate con su Sandshrew.

-¡Acepto!- dijo la joven indicándole a su Bulbasaur que era momento de combatir. Este dio unos pasos al frente dispuesto a enfrentarse al Sandshrew del campista.

-No extendamos este combate innecesariamente, ¡Bulbasaur, usa Látigo Cepa!- le ordenó la joven a su Bulbasaur que asintió y atacó al Sandshrew con sus lianas, dándole un fuerte golpe y mandándolo a volar. Sin embargo, esto no fue suficiente, puesto que el Sandshrew aunque dolorido, se puso de pie.

-No creas que aun así será tan fácil- dijo el campista con cierto enfado, -Sandshrew, usa Ataque Arena-. El Sandshrew aventó un puñado de arena a la cara de Bulbasaur.

-Eso no será suficiente, Bulbasaur, usa Látigo Cepa otra vez- ordenó la joven, y Bulbasaur fielmente extendió sus lianas para golpear una vez más al Sandshrew, pero esta vez no fue posible. La joven quedó sorprendida, pero la precisión de Bulbasaur había bajado con ese Ataque Arena, dándole al Sandshrew una oportunidad de esquivar el ataque.

-Ahora es nuestro turno, ¡Sandshrew, usa Arañazo!- dijo el campista. Sandshrew se abalanzó hacia el Bulbasaur conectándole un fuerte arañazo.

-Resiste Bulbasaur, tu rival está cerca, ¡usa Placaje!- dijo la joven. Bulbasaur asintió y logró conectar un fuerte Placaje, impactando con la cabeza en el estómago del Sandshrew que una vez más salió volando, solo que esta vez no se levantaría de nuevo.

-Regresa Sandshrew- dijo el campista al ver a su Sandshrew derrotado.

-¡Bien hecho, Bulbasaur!- dijo la joven felicitando a su Bulbasaur que sonreía victorioso.

-Me has derrotado, esta llave es para ti- dijo el campista entregándole una llave plateada a la joven entrenadora, -ahora podrás abrir la puerta de la habitación de al lado- agregó.

-Muchas gracias- dijo la joven tomando la llave.

Ahora podía pasar por la puerta de madera de la habitación siguiente, pero ella quería comprobar algo más. Puso su pie sobre el interruptor del suelo, lo cual provocó que la puerta de ingreso a aquella habitación se cerrara, pero también pudo escuchar el sonido de una nueva puerta abriéndose, aunque no era ninguna por la que pudiera pasar en ese momento. Esto no le dejaba muchas opciones, por lo que volvió a presionar el interruptor y, por consiguiente, la puerta de ingreso a esa habitación volvió a abrirse, seguido por el ruido de una puerta más cerrándose, posiblemente la puerta desconocida que previamente se había abierto con el mismo interruptor.

Volviendo a la puerta de al lado, la joven usó la llave plateada para abrir la puerta de madera, allí una nueva habitación esperaba, muy similar en formato a la primera, pero con una sola puerta automática en frente y un interruptor más en el piso. Al presionar dicho interruptor, una puerta se abrió, pero no fue la que ella esperaba, sino otra puerta automática cercana a la puerta de madera. La joven se acercó para revisar, se trataba de la puerta que conectaba la habitación donde había tenido el duelo con el campista. En ese momento ella entendió el acertijo, volvió a la habitación donde había enfrentado al campista y presionó el interruptor. Al hacer esto, la puerta de la primera sala se cerró y última puerta de la cuarta habitación se abrió.

Feliz de haber resuelto el acertijo, la joven corrió hacia la salida de la cuarta habitación junto a su Bulbasaur, entrando en una arena de combate enorme con piso de tierra y varias rocas enormes distribuidas de forma aleatoria en todo el campo. Del otro lado de este, Brock esperaba de pie como el último desafío para obtener la ansiada medalla del Gimnasio.

-El combate será a un máximo de dos pokémon por cada entrenador, el primero en debilitar a los pokémon del contrincante, gana- explicó Brock con una pokéball en su mano.

-¡De acuerdo!- dijo la joven ansiosa, ya no podía esperar más por enfrentar a Brock.

-Entonces comencemos, Geodude, ¡ve!- dijo Brock lanzando su pokéball y enviando a Geodude al campo de batalla.

-Perfecto- dijo la joven tomando una pokéball de su bolsillo, -Mankey, ¡ve!- gritó lanzando la pokéball al aire y enviando a su fiel Mankey al campo de batalla.

-Esto será interesante- dijo Brock con una sonrisa desafiante.

-Tenemos ventaja de tipo, Mankey- dijo la joven con confianza, -usa Golpe Karate- añadió.

-Geodude, ya sabes que hacer- dijo Brock.

Mankey se lanzó a gran velocidad a contra el Geodude de Brock. Sumamente calmado, Geodude se mantuvo quieto abriendo sus brazos para recibir el golpe. Mankey logró conectar un fuerte Golpe Karate en el cuerpo de Geodude, pero este a pesar de sentir bastante dolor, no se movió. Una vez finalizado el ataque de Mankey, este y su entrenadora notaron que Geodude al recibir el golpe también había atrapado el antebrazo de Mankey con una de sus manos.

-Ahora Geodude- dijo Brock calmado.

El Geodude sujetó a Mankey en el aire y lo soltó dejándolo caer desde una altura considerablemente baja, pero que le daba el tiempo suficiente para su siguiente ataque. Tomando un poco de envión, Geodude conectó un fuerte Placaje contra Mankey que chocó fuertemente contra el suelo.

-No puede ser- dijo la joven preocupada.

-No todo se trata sobre la ventaja de tipos- explicó Brock.

-De todas formas no nos rendiremos, ¡rápido Mankey, Golpe Karate!- gritó la joven depositando su confianza en su Mankey.

Reaccionando inmediatamente, Mankey brincó del piso y conectó un fuerte Golpe Karate en el mentón de Geodude, mandándolo a volar al otro lado del campo. Geodude cayó al suelo y no fue capaz de reponerse de tal golpe, por lo que Brock tomó la pokéball y los llamó de regreso.

-¡Bien hecho, Mankey!- gritó la joven con alegría.

-Bien hecho, amigo- dijo Brock sosteniendo a su pokéball y guardándola en su bolsillo luego. -Veamos que puedes hacer ahora, ¡Onix, ve!- agregó lanzando una nueva pokéball y a su Onix al campo de batalla.

-De un solo golpe no caerá… Mankey, usa Foco Energía- dijo la joven pensativa y preocupada por el Onix de Brock.

-Interesante…- dijo Brock pensativo, -Onix, Fortaleza- ordenó a su gran Onix que aumentaba aún más su defensa.

-Eso no servirá si es un crítico…- dijo la joven con algo de confianza, -¡Golpe Karate, Mankey!-.

-No te dejes, Onix- respondió Brock.

Mankey se apresuró a golpear al Onix con un fuerte Golpe Karate, pero este protegió la parte superior de su cuerpo interponiendo su cola en el trayecto. Mankey conectó el Golpe Karate sin mucho éxito, no había sido un golpe crítico ni le había dado en la parte superior de su cuerpo.

-Ahora, Onix- dijo Brock.

El Onix rodeó a Mankey con su cola usando una fuerte Atadura que no le permitía escapar. La joven preocupada quedó sorprendida al ver la situación en la que había quedado su Mankey.

-Mankey, ¡usa Golpe Karate!- ordenó la joven.

La cola de Onix que le rodeaba completamente apretando su cuerpo le impedía realizar cualquier movimiento al haber atrapado también sus brazos.

-Onix, Fortaleza- le ordenó Brock a su Onix que seguía subiendo su defensa.

Sin poder hacer mucho, Mankey se debilitó y la joven tomó su pokéball para retirar a su pokémon de aquella situación.

-Gracias por esforzarte tanto, Mankey- dijo la joven feliz frente a su pokéball.

-Imagino lo que vendrá ahora- dijo Brock observando a la joven.

-Es tu turno, Bulbasaur, ¡demuéstrale de lo que somos capaces!- dijo la joven a su fiel Bulbasaur que asentía con un fuerte gruñido.

-Es lo que imaginé, ya sabes que hacer, Onix- dijo Brock disfrutando del combate.

-Bulbasaur, ¡Látigo Cepa!- ordenó la joven.

Bulbasaur atacó con sus lianas al gran Onix que volvía a resguardar la parte superior de su cuerpo con su cola. Las lianas impactaron casi en el mismo lugar que el golpe de Mankey, sin mucho resultado puesto a la elevada defensa de Onix luego de dos Fortaleza.

-¡Ahora, Onix!- gritó Brock con firmeza.

Onix atrapó a Bulbasaur con una fuerte Atadura, rodeando su cuerpo y presionándolo con fuerza. La joven sumamente preocupada por su Bulbasaur no sabía que hacer frente a semejante amenaza como lo era ese Onix.

-¡Resiste, Bulbasaur!- gritó la joven con esperanza, pero Bulbasaur dejaba notar con sus expresiones de dolor lo difícil que le era sobrellevar la Atadura del Onix. No resistiría mucho tiempo más así.

-Ya no hay mucho más que puedan hacer- dijo Brock.

La joven intentaba pensar, pero le era difícil al escuchar los gritos de dolor de Bulbasaur y la situación en la que se encontraba. En un último esfuerzo por seguir creyendo en su fuerza y en la de su Bulbasaur, ella cerró sus ojos buscando una respuesta que pudiera ayudarlos a vencer a ese Onix.

-¡Ya se!- gritó la joven al encontrar una posible respuesta, -¡Bulbasaur, usa Drenadoras!- añadió con esperanzas.

Bulbasaur asintió y con un gran esfuerzo, dejo caer unas semillas en el cuerpo del gran Onix. Tanto Brock como Onix se sorprendieron por la jugada de la retadora y su pokémon. Las Drenadoras habían conectado y le quitaban energía lentamente al Onix para mantener apenas en pie a Bulbasaur.

-¡Resiste, Onix!- dijo Brock sabiendo que la victoria ya no estaba tan asegurada, -presiónalo con todas tus fuerzas- añadió con preocupación.

-¡Aguanta Bulbasaur, tú puedes!- gritó la joven depositando toda su confianza en su Bulbasaur.

Ambos pokémon se esforzaban por no caer. Bulbasaur se mantenía en pie gracias a las Drenadoras y Onix cada vez perdía más energía. ¿Quién sería el vencedor?

Ambos entrenadores se mantuvieron expectantes, la victoria dependía de la voluntad de sus pokémon. Finalmente, en una señal de desgaste, Onix aflojó un poco la Atadura con la que tenía apresado a Bulbasaur.

-¡Ahora Bulbasaur, Látigo Cepa!- ordenó la joven al ver una clara oportunidad.

En un último esfuerzo, Bulbasaur extendió sus lianas y conectó un fuerte golpe en la mandíbula del Onix. Onix quedó aturdido y ambos pokémon cayeron al suelo levantando una nube de tierra. Al despejarse dicha nube, el Onix de Brock estaba recostado en el suelo sin fuerzas para continuar, y el Bulbasaur de la joven retadora se mantenía apenas de pie con sus últimas fuerzas.

La joven, con sus ojos brillosos, vió a Bulbasaur y corrió a abrazarlo, mientras que Brock llamó a su gran Onix de regreso con una sonrisa agridulce en su rostro.

-Estoy orgulloso de ti, amigo- dijo Brock a su pokéball.

La joven feliz sujetaba en brazos a su buen amigo, finalmente habían ganado y se habían hecho con la primera medalla de Gimnasio.

Brock, feliz por la victoria de la joven, se acercó a ella con la medalla en sus manos.

-Te hago entrega de la medalla Roca, señal de que me venciste en un duelo justo y de que eres una gran entrenadora- dijo Brock entregándole la medalla a la joven.

La joven, llena de alegría, dejó salir a su Mankey de la pokéball, y junto a sus dos pokémon levantó la medalla al aire en señal de victoria y felicidad.

-Lo logramos ¡todos juntos!- dijo feliz seguida por el grito de alegría de sus dos agotados pokémon.

Más tarde, de nuevo en la entrada del Gimnasio, la joven con Bulbasaur en brazos y Mankey trepada en su espalda, se despedía de Brock y del campista.

-Grandes retos te esperan, sigue combatiendo junto a tus amigos con corazón y astucia- dijo Brock como último consejo.

-Así lo haré, señor, gracias a ambos por el desafío- dijo la joven con una sonrisa abandonando el Gimnasio de Ciudad Plateada en dirección al Centro pokémon para darle a sus buenos amigos un merecido descanso.

Brock y el campista observaron a la joven salir del Gimnasio.

-Buen combate, Angelito- le dijo Brock al campista mientras regresaba a su puesto en la arena.

-Gracias, señor Brock- dijo el campista con respeto y admiración por Brock.

Ahora nuestra joven heroína descansa con sus buenos amigos recuperándose en el Centro pokémon de Ciudad Plateada. ¿Qué grandes retos les aguardan? A lo lejos, en Ciudad Celeste, Misty espera por ellos.

Respuesta

Etiquetas
poke, pokereto, reto

Herramientas
Desplegado

Permisos para publicar mensajes
No puedes crear nuevos temas
No puedes responder mensajes
No puedes subir archivos adjuntos
No puedes editar tus mensajes

Los BB code están Activado
Los Emoticones están Activado
El código [IMG] está Activado
El Código HTML está Desactivado
Trackbacks are Activado
Pingbacks are Activado
Refbacks are Desactivado



Extra
Estilo clásico
La franja horaria es GMT +1. Ahora son las 00:17.