Pokémon Excelsis regresa con el primer capítulo en los mundos superficiales

Por PkPower hace 4 semanas
El prólogo de Pokémon Excelsis nos dejó muy buen sabor de boca después de que lo analizaramos en la web, y teníamos mucha curiosidad por ver como Nyaruko continuaba la historia. Y lo cierto es que el resultado ha sido agridulce, dando un episodio algo irregular con muchas virtudes pero también con algunos defectos, varios de ellos arrastrados de la versión anterior. Antes de comenzar con el análisis quiero aclarar que no se lo puede exigir lo mismo a una primera beta que a su continuación, por lo que espero que me permitáis ser un poco más puntilloso de lo normal.

En primer lugar, hay que reconocer que el trabajo gráfico sigue siendo fantástico, con un gusto por los tiles y sprites exquisito. Una de las grandes novedades de esta segunda versión es el cambio de estilo a sprites de quinta generación, todo un acierto. Sin embargo, hemos echado en falta un uso más intensivo de las animaciones como ocurría en Pokémon Blanco y Negro. Otro detalle que esperamos que se trabaje más son las animaciones al andar y correr de los sprites, que en el caso de la protagonista y el misterioso campeón invicto son bastante extrañas.

Esta segunda beta cuenta con más variedad de escenarios, como por ejemplo la Senda Eolos, famosa por sus corrientes de viento.


En cuanto a los mapas, observamos que la calidad del diseño de niveles ha mermado respecto a las zonas de Celestia. Resulta muy frustante ver como no se ha aprovechado absolutamente nada la mecánica para crear atajos y despejar caminos capturando Pokémon salvajes, uno de los mayores aciertos de la anterior beta. Mucho más positivo es observar como el entramado del nuevo reino explorable sigue estando compuesto por grandes zonas, en vez de las típicas rutas a las que nos tiene acostumbrados la franquicia.

La historia de este primer capítulo (ya que el anterior se considera el prólogo) transcurre en el reino de Ylfordt, la primera de las regiones superficiales que se visitarán en el título. El objetivo de esta aventura es descubrir junto a la princesa de Celestia, Naya, el origen de las extrañas criaturas apodadas Vajira, y acabar con esta nueva amenaza si es preciso. De una u otra forma la trama nos llevará hasta Jharopolis, lugar donde se concentra gran parte de la tensión dramática, y donde conoceremos a Flint, un enigmático entrenador conocido por salir siempre victorioso en el coliseo de la ciudad.

Uno de los principales puntos negativos que destacamos en el anterior análisis, y que aquí se acentúan, es la excesiva brevedad con la que se resuelven todos los diálogos. Toda la narrativa se siente demasiado apresurada, llegado en ocasiones al punto de que cuesta acordarse del objetivo actual, lo que empaña y lastra la experiencia del jugador. Además, muchos de estos diálogos no están todo lo bien escritos que cabría esperar, y gran parte de la culpa la tienen las frases largas donde se abusa de la subordinación lingüística y que dificultan la lectura. Otro fallo a mejorar son las faltas de ortografía, que afortunadamente suelen ser solo de acentuación, como la tilde en "fué" que se muestra en varias ocasiones.

El Monte Pléyade es un lugar fantástico para hacernos con un Pokémon de tipo hielo en nuestro equipo.


La ambientación de Celestia fue formidable, y quizá por eso esperábamos un poco más del capítulo. Por ejemplo, al entrar en Jharopolis, la protagonista afirma en un diálogo verse deslumbrada por la cantidad de gente que hay por las calles, cuando no hay absolutamente nadie. Y es que a diferencia de la ciudad de los cielos, las localizaciones de Ylfordt dan la sensación de estar vacías, además de ser mucho menos reactivas a los sucesos de la aventura. Todavía se siguen manteniendo diálogos y eventos que se activan en determinados momentos de la historia, pero son poco destacables y mucho menos numerosos que en el prólogo, algo que consideramos un paso atrás.

En lo jugable, el título sigue ampliando el sistema de alquimia que tanto nos gustó de forma sobresaliente, dando lugar a excelentes combinaciones que crean objetos útiles de gran ayuda en la aventura. Uno de los detalles más interesantes de este capítulo es la estatua del equipo de Flint que hay en el centro de Jharopolis, y que nos adelanta de forma visual el equipo compuesto por Pokémon de fuego para que nos podamos preparar a consecuencia para el combate. Y es que esto se complementa muy bien con el sistema de misiones secundarias, ya que una de ellas nos dará la receta para fabricar un yelmo que resiste mejor los ataques de este tipo. Eso sí, hablando de objetivos secundarios, se han echado en falta al menos un par de misiones más así como algún logro extra que invite a exprimir el episodio.

Estatua de Flint en Jharopolis.


La dificultad se encuentra bastante bien balanceada, con un par de combates bastante más complejos y desafiantes respecto al prólogo. Aún así, el juego de momento nos sigue pareciendo más fácil de lo que nos gustaría, por lo que creemos que sería buena idea implementar en un futuro un sistema de dificultad para los jugadores que busquen un desafío mayor, que por ejemplo recuperase el repartir experiencia clásico (en el juego está el de sexta generación) y añadiese dificultad a los combates.

Por otra parte, la selección musical del juego sigue siendo fabulosa, aunque algunos temas no tienen bien implementados los loops, dejando en evidencia cuando la canción finaliza para volver a reproducirse. También resulta curioso que todavía no se haya seleccionado el tema de victoria, estando todavía el que trae por defecto RPG Maker que además se reproduce en un molesto bucle.

En resumen, Pokémon Excelsis sigue ampliando su lore con un buen capítulo que también mejora el prólogo ya existente. Sin duda estamos ante un proyecto con potencial para convertirse en el baluarte del fangaming español, pero al que le falta pulido para conseguir un resultado sobresaliente. Queda pendiente de mejorar los diálogos, así como algunos pequeños fallos gráficos que empañan el buen resultado general, que eso sí, derrocha carisma y buenas ideas. Por supuesto os invitamos a probar este gran proyecto a través del siguiente enlace. De momento, nos quedamos expectantes por ver futuras actualizaciones de lo que nos pueda traer su creadora Nyaruko.